El entramado in-visible del cambio | Red Global de Aprendizajes

El entramado in-visible del cambio

El entramado in-visible del cambio

La  “cultura institucional” constituye un “complejo entramado en el que el proyecto fundacional va siendo moldeado por los actores, cuyas prácticas son captadas en nuestra imagen-representación. La imagen-representación de la institución que no se compone solamente de sus aspectos manifiestos,sino que también la integran aquellos aspectos menos visibles: el estilo de los vínculos; los modos en que se toman las decisiones, es decir, la percepción que los miembros de la organización tienen de ella y de sus prácticas.”

Graciela Frigerio

 

Cuando quienes tenemos el privilegio de acompañar procesos de trabajo “potentes” tratamos de analizar o identificar cuáles son los aspectos más relevantes o cruciales, nos embarcamos en una compleja tarea de análisis.

Hemos hablado mucho en los Encuentros de profundización y en los Enlaces sobre la importancia del liderazgo del director y su rol como agente de cambio, de la posibilidad que este actor institucional tiene, no sólo de proponer y habilitar procesos de cambio sino también de inspirar y empoderar a su equipo.

Luego de haber concretado distintos proyectos  centrados en los intereses de los alumnos y capitalizado oportunidades que brindan las nuevas alianzas de trabajo con las familias y la comunidad , fue evidente la importancia del director en tanto líder capaz de habilitar y promover espacios de trabajo colaborativo.  Nos queda la vivencia  invaluable de que “el mejor proceso de aprendizaje es el que podemos construir juntos”, cada uno aportando desde su lugar para crear una cultura institucional participativa e innovadora.

El trabajo en estos dos centros de Profundización Red Global (Escuelas Técnica y Agraria de Guichón) nos ha permitido valorar aún más esos aspectos menos visibles y a veces difíciles de aprehender del “entramado”:

  • La importancia de una actitud de escucha activa de los docentes hacia los jóvenes; la recepción de sus intereses y propuestas para integrarlas a las prácticas.
  • La planificación de estrategias didácticas integradoras, que apunten a la interdisciplinariedad y a la valorización del contexto y de la cultura local.
  • La incorporación de nuevas herramientas de evaluación y reflexión como oportunidades y no como desafíos paralizantes
  • El foco puesto en el desarrollo de las competencias individuales y grupales a promover y a desarrollar, incluso en nosotros como adultos, profesionales de la educación, que creemos en la formación permanente.

Por otra parte y no menos importante, hemos vivenciado cómo al adherirnos a estos principios y ejercitarlos cotidianamente, generamos espacios de intercambio y reflexión entre colegas, climas institucionales proactivos y de bajo riesgo, donde mejoran las relaciones interpersonales, sociales e incluso los vínculos con el conocimiento.

En este marco de colaboración y de crecimiento como equipo docente se hizo natural y necesario  abrir las puertas de las instituciones a las familias, a la comunidad y generar alianzas que aportaran nuevas miradas, recursos y abordajes, para ampliar los ambientes de aprendizaje y generar proyectos relacionados con el medio y con profundo arraigo en las necesidades locales.

Creo que todo esto es posible cuando nos sentimos parte de algo que nos inspira, que por momentos nos trasciende pero también nos interpela… nos interpela para innovar, para desarrollar nuevas propuestas didácticas adaptadas a las necesidades de nuestros alumnos, para incorporar las herramientas tecnológicas y recursos digitales con sentido, para trabajar en nuevos ambientes tanto reales como virtuales.

Este ha sido el comienzo de un camino que nos invitó a salir de nuestra zona de confort y darnos cuenta de que podemos llegar mucho más lejos,  allí donde la magia ocurre… y hacia allá transitamos.

 

 

 

Lic. Ps. Estela Casco

Referente de Proyectos “Aprender Tod@s”