Un liderazgo con perfil pedagógico | Red Global de Aprendizajes

Un liderazgo con perfil pedagógico

Un liderazgo con perfil pedagógico

La directora Milva Malacria, de la Escuela 15 de Tiempo Completo de la localidad de Dolores en Soriano, manifiesta que el  “Protocolo de diseño” es una herramienta muy potente para diseñar un Plan de Acción del centro enmarcado en el aprendizaje profundo.

 

Las  fases del protocolo (evaluar, diseñar, implementar y reflexionar) y las preguntas guías en cada una de ellas, permiten contemplar los diferentes nodos (nuevos liderazgos, prácticas pedagógicas, nuevas alianzas,  ambientes de aprendizaje, apalancamiento digital) para promover actividades de aprendizaje profundo.

Dado que el protocolo hace referencia a elementos clave de la planificación docente se trata de una herramienta de diseño muy potente para enmarcar nuestros proyectos de centro en una experiencia de aprendizaje profundo.

La directora Milva comenta que “preguntas del protocolo -¿cómo incluir a la familia?, ¿cómo acelerar el proyecto desde el apalancamiento digital? ¿qué otros ambientes de aprendizaje se proponen?- nos permiten, al momento del diseño, pensar una propuesta formativa más  potente”.

Agrega que “…en el transcurso de 2017, en diferentes salas red, con todo el colectivo docente presente, con el protocolo en mano, con un documento compartido en google drive y una pantalla de videoconferencia,  diseñamos diferentes proyectos: La responsabilidad en la escuela, que surgió en asamblea con los estudiantes y, El intercambio entre docentes de clases, una propuesta que pensamos para la desestructuración del formato escolar…

Además, se seleccionó una competencia para cada proyecto de centro -carácter y comunicación- y esto permitió la incorporación de las progresiones que fueron utilizadas en la etapa del diseño de los proyectos y también para monitorear el avance de los estudiantes. Luego fueron subidas a la plataforma SEA, y esta instancia generó nuevos espacios de reflexión, principalmente porque las traducciones que adaptan el lenguaje  a los alumnos permiten presentar las progresiones como herramienta de autoevaluación entre los estudiantes.

Siguiendo la propuesta del protocolo,  luego de la implementación de ambos proyectos recogeremos la voz de todos los protagonistas involucrados: docentes, alumnos y familias con el fin de evaluar las propuestas formativas.

 

Por Sandra Judith Díaz

Formadora / Plan Ceibal