Red Global de Aprendizajes - Noticias
Noticias

Boutique de experiencias: otra forma de sentirse acompañado

11 de mayo de 2021

Un espacio para movilizar esas múltiples voces que impulsan el aprendizaje profundo. Envianos tu artículo a boutique@ceibal.edu.uy

Este relato es prestado. Decido compartir una historia que me emocionó, un cuento contado por una amiga, una docente del programa Aprender Tod@s del CEC Bella Italia. La historia de Guzmán y el CEC.

Después de tres meses de cuarentena, Guzmán, un adolescente montevideano de 13 años, recibió a través del teléfono celular de su madre, la invitación a visitar el centro educativo y comunitario del barrio. Lo invitaban a sumarse al grupo de Aprender Tod@s que allí funciona. La noticia le despertó curiosidad por conocer el proyecto en profundidad, y también ansiedad por retomar las clases y ver a sus compañeros. Cuando comenzó el año en 2020, Guzmán, como muchos otros alumnos, sólo había asistido por una semana al CEC; por lo tanto aún no había decidido con cuál de los talleres que allí ofrecen, podría quedarse: robótica, informática o audiovisual. No todos saben que son las únicas opciones que ofrece el CEC a sus estudiantes... Aquel día Guzmán salió de casa con su mochila colgada, tranquilo, pero ansioso, no sabía bien qué le esperaba. Debía caminar unas cuantas cuadras para llegar al lugar. Por el camino se cruzó con Juan, su amigo del barrio, y casi no lo reconoció porque las nuevas medidas sanitarias establecieron la obligatoriedad del uso del tapabocas. Juan y Guzmán se saludaron recién cuando, después de mirarse largo rato, se reconocieron asomando por encima del tapabocas.

Al llegar al CEC lo sorprendió una situación un poco extraña, ya que no podía ir directamente al salón y sentarse en aquel banco del rincón, su preferido.

En esta nueva etapa le indicaron con muchos recaudos cómo debía comportarse y dónde tenía que tomar asiento, acompañado de un mapa de indicaciones para ir a su salón. Más allá de estas cuestiones extrañas, Guzmán se sentía entusiasmado, ya no tendría que estar todo el día en su casa, viendo pasar el tiempo. Ahora volvía a reencontrarse con sus amigos, con su vieja normalidad.

La clase comenzó. Cierta distancia lo separaba de sus otros cuatro compañeros más cercanos, pero aun así las risas cómplices no faltaron. Hicieron bromas sobre la extraña situación de estar tan cerca pero lejos los unos de los otros:

¿"Profe, ¿pero no me puedo acercar a Matías? ¡Él es mi mejor amigo!” - comentaban algunos de sus compañeros.

Aquel encuentro fue muy emocionante porque volvían al salón de clase, volvían a reencontrase; y además porque cada uno tenía su propia compu para trabajar, solo. Guzmán compartía la computadora con sus dos hermanos en su casa, así que ese rato fue realmente especial.
Les habían anunciado que entrarían a la plataforma Crea, algo que habían escuchado de sus profes, hermanos y amigos, pero no todos conocían, ni sabían cómo ingresar. En su curso de la plataforma, la profe les había dejado una consigna:

“Bienvenido al grupo de estudiantes referentes de Aprender Todos. Ahora te pido que entres al siguiente enlace y crees tu propio meme sobre la cuarentena”.

Guzmán y el resto de sus compañeros se sorprendieron con la propuesta y les pareció sumamente divertida. Se volvió un jolgorio la clase pensando en voz alta qué cosas que podrían poner en su meme porque, además, algunos no podían creer que fuera tan sencillo. Sus creaciones fueron de las más variadas y graciosas. Se estaban divirtiendo a la vez que aprendían, cuando de repente la voz de la profesora los sorprendió, anunciando que la clase había terminado:

“Chicos, por hoy debemos terminar. ¡Los espero el jueves!”

Para su sorpresa la mayoría de los alumnos no se querían retirar, pero lo más asombroso fue la expresión de Guzmán:

“Por favor, profe: ¿No llamaría a mi madre para avisarle que quiero quedarme un rato más?”


Laura Pedroza, lapedroza@ceibal.edu.uy.


Nota del editor: Los nombres que aparecen en este relato fueron alterados de los nombres originales para proteger el anonimato de los involucrados.


Boutique: más artículos